14 de diciembre de 2009

Pasamos la mañana cerca del corral Casa del Cura. El frío arrecia acompañado de una ventisca que hiela hasta los pensamientos. No para de nevar, pero ni aún así, Jose Vicente no se detiene y saca las cabras al monte.

La cabra celtibérica, tiene una gran adaptación a los terrenos abruptos y climas extremos, está muy adaptada al medio y aprovecha unos pastos a los que otras cabras no llegan. Es de gran rusticidad y resistencia, que aguanta muy bien las enfermedades y las adversidades climatológicas.

Nieva! Va cayendo tan callada, copos de nieve ligera, la ventisca susurrada que da paso a la tristeza… (Raúl Carreras).