El pastoreo en la Sierra de Enguera I

El pastoreo en la Sierra de Enguera I

LOS ALTOS ENGUERA (11-2-2009)

Los rebaños de Luís Chorquesestán repartidos por la sierra de Enguera1 y Ayora. Este ganadero junto a su esposa y su hija Elvira Chorques que es veterinaria, llevan unas 10.000 cabezas de ganado, con varios pastores asalariados que trabajan para él, realizando rutas trastermitentes por toda la sierra de Enguera hasta Ayora a lo largo del año: Navalón-Benali, Benali-Ayora/Alpera, Navalón-Fontanars. Las suele alternar según los meses, andando de un lugar a otro, para asi dejar el natural regeneramiento de la hierba y contribuir a mantener nuestras montañas y nuestros bosques sanos.

Mayo 2009

En esta ocasión, acompaño a uno de sus pastores, Miguel, que en esta época de primavera anda por la zona de La Matea, entre Enguera y Ayora. En esta finca entre los Collados, Casa del Alto y Casa de La Matea, pasa este rebaño el año hasta la primavera siguiente, cuando bajan a los corrales de La Redonda para reunirse con los diferentes rebaños repartidos por la sierra para el esquileo.

La mañana transcurre apaciblemente, donde al paso del rebaño por cañadas y montes, hemos podido escuchar el primaveral canto del cuco que anuncia largas y luminosas tardes. Nos sorprende el revoloteo, cerca de la Casa La Matea, del pájaro carpintero con su estridente reclamo, así como los graznidos de los arrendajos. La naturaleza estalla en su esplendor vital, los animales anuncian el buen tiempo y buscan el apareamiento. De repente el cielo nos obsequia con uno de sus mejores regalos: a no demasiada altura se divisa, con la mano en la frente para evitar el fuerte sol, la silueta del vuelo majestuoso del águila real, que sobrevuela estos inmensos y desolados montes en busca de alguna presa.

Por la tarde se forman unos densos y espesos nubarrones. Con las primeras gotas de lluvia, el manso de piedra al frente del rebaño con su imponente picote, sale disparado a buscar refugio en la cueva de La Salna para protegerse hasta que pase la tormenta.
Miguel lleva consigo dos perros, con los curiosos nombres de Marta y Rebolera, uno de mujer y otro apropiado al caso.

En esta ocasión acompañamos a Luís Chorques por la zona La Matea, sito entre Ayora y Enguera. Estamos en el mes de marzo y apetece buscar los primeros rayos de sol después del duro invierno. Esta zona quedó perfectamente documentada por el botánico Cavanilles, sin duda el clérigo valenciano se enamoró de su paisaje, como ahora lo hacemos nosotros:

“Hállase Caroche como en el centro de un desierto, y sobresale entre las montañas que lo cercan. A quatro y seis leguas de distancia parece mayor en su altura que en sus inmediaciones…Caroche puede considerarse como el centro y punto de unión de los montes esparcidos por todo el Reyno de Valencia. Notemos ahora los enlaces de Caroche con las montañas del mediodía del reyno. Únese por este rumbo con la muela de Bicorp, Cueva Horadada y Solana de Ayora, que se extiende hasta el puerto de Almansa. Desde aquí baxan dos cordilleras, que forman aquel valle que diximos prolongarse cinco leguas hasta San Felipe; por la cordillera meridional se une al puerto de Almansa y los montes de la Font de la Figuera…Hacia el norte dos horas hay desde Teresa a Xalance, y casi en medio de estos pueblos queda el de Xarafuel… ”

1 La sierra de Enguera posee una extensión de 24.025 hectáreas, siendo la gran parte de las mismas ocupadas por una masa forestal de 4.140 has. de matorral y 13.793 has. de arbolado, completándose con superficies de cultivos de regadío y de secano. Está dividida en tres zonas: La Redonda, Los Altos y Navalón. Constituye un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza, ya que nos encontramos con algunos bosques que sobrevivieron al devastador incendio forestal del año 1979, que fue el de mayores dimensiones de la historia de España. Además de pinares y carrascales, encontraremos extensos olivares y diversos manantiales de aguas puras y cristalinas, como el de la “Fuente Huesca”, “La Tejedora”, “La Matea, “Los Pilones”, etc. También encontraremos cumbres desde las que podremos contemplar magníficas vistas panorámicas, como “los Altos de Salomón”, “El Arenal”, “El Matamoros”, el “Alto de las Muelas” o el “Peñón de los Machos”.

LOS BRUNALES Y EL CALDERÓN (25-6-2009)

Julio de 2009 REBAÑOS DE ENGUERA

Miguel me cuenta como los perros el día anterior “mataron una serpiente de más de 2metros, negra y con la cabeza como el puño, tenía hasta pelo en la crin”.

Cerca del abrigo del Mudo al despuntar el día.

FINCA EL BUITRE Y LA CARRASCA. AYORA. (24-8-2009)

ALPERA (12-9-2009)

VEREDA BENALI-ABRIGO DEL MUDO (9-2-2010)

PARTIDA BENAMIL (11-2-2010)

Published by

Leave a comment